Prototipos de papel para test de usabilidad con niños

Desde que supimos que deberíamos realizar un test de usabilidad con niños, comenzamos a estudiar el tema. Lo principal fue investigar las consideraciones que había que tener para capturar su atención y aprovechar al máximo la experiencia.

De esta forma comenzamos a diseñar un sistema de pruebas que considera el comportamiento de este público. Este grupo de usuarios se caracteriza por tener un menor nivel de atención y tolerancia a la frustración, por lo que se trata de una experiencia distinta.

Sobre nuestro test de usabilidad en papel

Antes de llevar a cabo la actividad, fue fundamental establecer y dejar en claro los objetivos.

En este caso, no se trató de recrear flujos de navegación, por ejemplo. Al ser un proyecto en etapa de diseño que no se ha desarrollado aún, nos pareció que la creación de un prototipo navegable sería confuso para los niños.

Los prototipos navegables simulan estar terminados y ser 100% funcionales, sin realmente serlo, lo que podría elevar las expectativas, ocasionar reiteradas confusiones y eventualmente distraer a los participantes de las tareas principales.

Por ese motivo, optamos por realizar la actividad con prototipos de papel. Nos centramos mayoritariamente en la comprensión de páginas puntuales del sitio y en la capacidad de anticipación del contenido y la interacción por parte de los niños participantes. Hicimos preguntas del tipo “¿Qué crees que ocurriría si aprietas aquí?” o “¿Es esto lo que esperabas encontrar en esta sección?”.

Antes de comenzar la prueba

La preparación inicial del espacio es fundamental para que los test de usabilidad se realicen sin problemas y los datos sean recolectados adecuadamente. Estas fueron las acciones que tomamos:

Usuarios

Los niños fueron contactados y se les explicó que serían parte de una actividad donde deberán opinar sobre un sitio web y aplicación.

Si bien cinco usuarios son suficientes para la mayoría de los test, es recomendable considerar más cuando se trata de niños. Esto porque debemos tener en cuenta de que no todos serán participativos o expresivos para comunicar opiniones e ideas.

Ambiente

Preparamos la sala del test para volverla más amigable con los niños. Les ofrecimos queques, jugo y fruta, además de incorporar posters para animar el espacio y disminuir el aspecto de laboratorio del espacio (¡Ojo con no entregar demasiado espacio para la distracción!).

En la sala de espera ubicamos una tablet, revistas para niños, lápices y papeles para el entretenimiento.

Registro

La grabación es fundamental. Ubicamos los equipo de grabación cerca, pero evitando que fueran invasivos para los niños.

Por un lado, debíamos cuidar que el registro capturara las variaciones en la voz de los niños (¡Generalmente hablan muy bajito!). Por otro, tratamos de ser discretos y no enfrentarlos a la cámara o micrófono directamente, ya que eso podía aumentar su inhibición.

Tutores

Al planificar el test contemplamos la participación de tutores en la actividad, ya que esta experiencia incluía a niños menores de 10 años.

A los tutores se les pidió acompañar en la sala, sin interrumpir, pero entregando sensación de seguridad a los niños. Además, en estas pruebas son los tutores quienes deben firmar los formularios de consentimiento.

Tecnología

Es importante considerar los diferentes modos de uso del computador, teniendo en cuenta que algunos niños navegan con mouse, otros con trackpad y otros solamente mediante dispositivos touch.

En este caso, preferimos testear en papel para evitar distracciones ocasionadas por la tecnología. De este modo, también pudimos controlar ligeramente las expectativas, ya que tratamos de no ilusionar a los niños con la idea de tener una experiencia de juego, si no la tendrían.

Prototipo

El prototipo fue preparado para ocasionar la menor cantidad de confusiones en los participantes. Para ello, fue importante verificar que hubiese información real y casi nada de texto simulado.

Presentamos las páginas largas, pero recorribles, simulando el scroll de la pantalla mediante una ventana (como máscara recortada) sobre el pliego de papel. Adicionalmente, para dejar registro del recorrido y los clicks, les pedimos marcar con tintero de huella sus acciones en el papel.

test de usabilidad en papel

Roles durante la prueba de usabilidad

Los distintos participantes tuvieron una función clara que permitió sacar el máximo provecho a la actividad. Estos fueron los roles que nos parecieron más importantes:

Facilitador

El investigador principal debe actuar como facilitador para el niño, guiar y responder sus dudas u orientarlo para que sea capaz de responderlas él mismo. También debe ser observador de los comentarios y expresiones del participante para interpretar su percepción del prototipo evaluado. Además, debe actuar como mediador entre el niño y su tutor.

Persona-computador

Dentro de la sala debe haber una persona encargada de manipular el prototipo de papel, de modo que hayan respuestas acordes a la navegación del usuario. Esta persona no debe interactuar con el usuario, sólo actuar como el sistema, sin entregar pistas ni explicaciones.

Observadores

Estas personas son las que observan y toman notas de las tareas realizadas y los comentarios efectuados. Es necesario evaluar, dependiendo de la edad de los niños, si es conveniente tener tres personas adultas (además de su tutor) dentro de la sala, o si el facilitador y la persona-computador podrán actuar como observador y compilar la información al finalizar cada test.

De todas formas, siempre está el respaldo audiovisual que complementa la experiencia presencial del test.

 

Hemos finalizado recién esta experiencia y esperamos tener más novedades una vez que analicemos en profundidad los resultados. En un próximo artículo compartiremos nuestros hallazgos.

Por ahora, si quieres saber más sobre este tema, te recomendamos revisar nuestros consejos para planificar pruebas de usabilidad con niños.

La entrada Prototipos de papel para test de usabilidad con niños aparece primero en Agencia digital IDA Chile | Estrategia para el éxito de tu negocio.