Categories
Diseño

¿Cómo mejoramos las metodologías sin perder el fundamento del método?

El objetivo de este artículo es dar respuesta a varias preguntas que nos han dado vueltas el último año. ¿Quiénes han cambiado? ¿La industria? ¿Nuestras metodologías? ¿Nuestras motivaciones? No puedo escribir al respecto sin antes compartir mi experiencia personal. Los últimos cuatro años he vivido una situación familiar que me ha regalado una perspectiva que […]

The post ¿Cómo mejoramos las metodologías sin perder el fundamento del método? appeared first on Blog IDA Chile | Estrategia para el éxito de tu negocio.

El objetivo de este artículo es dar respuesta a varias preguntas que nos han dado vueltas el último año. ¿Quiénes han cambiado? ¿La industria? ¿Nuestras metodologías? ¿Nuestras motivaciones? No puedo escribir al respecto sin antes compartir mi experiencia personal. Los últimos cuatro años he vivido una situación familiar que me ha regalado una perspectiva que poco a poco toma sentido en el día a día de IDA. Ha sido una forma en que lo transitorio (impermanente) y lo trascendente se me hacen presente.

Volver a IDA después de este periodo me permite observar los cambios de forma más evidente. Así fue como en un ejercicio de Formulación de Objetivos y Puntos de Contacto, que realizamos para partir el rediseño de un importante centro cultural, me di cuenta de cómo mi equipo había diseñado su optimización en la aplicación. El ejercicio que yo había creado y aplicado por años, seguía estando ahí, pero ya no era cómo yo lo había definido.

Esto comenzó a repetirse en otros entregables. Por ejemplo, el modo de análisis en la realización de los Benchmark, mejoras constantes en estudios de usabilidad y qué decir de los constantes cambios en desarrollo. Está clarísimo que nada es igual a como cuando me fui y hay un factor que es fundamental. Las personas que conforman al equipo de IDA.

El equipo de IDA

Bajo la dirección de Andrea, como lo conversamos en Los Martes son de UX, y la incorporación de Rodrigo; nuestra forma de diseñar experiencias toma un rumbo más amplio y con una perspectiva mucho más estratégica.

Contemplar el actual equipo, su dinámica, apoyo mutuo, dedicación y sobre todo el hambre de estar aprendiendo y queriendo mejorar la experiencia de los usuarios, es algo que me motiva. Pero, también, me lleva a adaptarme rápidamente, en un contexto en que, además, la industria es muy distinta. Y en la que cuestiones como la experiencia de usuario se han vuelto claves en muchos negocios.

Por qué las metodologías no permanecen

¿Por qué hablar de impermanente? Entiendo lo impermanente como transitoriedad, como no-permanencia o como cambio. Desde esa perspectiva, nuestras metodologías nos permiten abordar los proyectos de distintos clientes de forma certera, metódica y eficiente. Sin embargo, si no somos capaces de irlas mejorando, adaptándolas a nuevos contextos o evolucionando, hay métodos que tendrán que dar un paso al costado.

En eso somos responsables como consultores. Qué aplicar, cuándo, cómo y por qué. Qué herramientas reutilizar y, sobre todo, qué herramientas o metodologías debemos inventar. Todas esas preguntas son parte de las definiciones previas que realizamos al momento de comenzar una propuesta y que ajustamos cuando el proyecto se inicia.

Lo “impermanente”

Asumir esta condición nos permite descontaminar los nuevos proyectos sin necesariamente tener que mantener a pie forzado metodologías que aplicamos en el pasado. Hoy somos capaces de entender que ciertos métodos, en su momento y contexto, eran lo que se necesitaba. Pero hoy pueden haber herramientas más idóneas.

Esto es, lo que yo llamo, la impermanencia de las metodologías versus la trascendencia del fundamento

Re-conocer esta condición transitoria, de cambio, implica estar constantemente cuestionándonos, preguntándonos el por qué de las acciones que tomamos.

Esta reflexión nos permite saber de qué forma ayudar a nuestros clientes, identificar sus necesidades, dolores y sobre todo, hacer que conozca a sus usuarios. Y ahí reaparece el fundamento que nos llevó con mi socio a fundar IDA. Nuestra motivación sigue siendo hacer internet a escala humana.

Desde esa perspectiva, no pensar en los requerimientos y necesidades de los usuarios para diseñar experiencias memorables, que consoliden una relación de confianza entre ellos y las marcas que nos contratan, sería ir en contra de nosotros mismos.

Nuestra forma de hacer las cosas deberá ir cambiando y mejorando siempre. El foco en los usuarios debe permanecer, trascender.

Qué fundamentos son trascendentales para IDA

La trascendencia, si la entendemos como el paso de un lugar a otro, al siguiente estado o como un proceso de mejora y superación, nos permite no olvidar ciertos principios:

Foco en el usuario. No importa cómo, qué cuándo y dónde esté presente el usuario en el proceso. Pero debe estar presente.

Si en algún momento la consigna fue “Diseño Centrado en el Usuario” no me explico cómo aún hay proyectos/empresas que no incluyen al usuario en sus procesos.

Clientes y usuarios

Es cierto que ahora hablamos de “Co-diseño” permitiéndonos instalar capacidades en los equipos de nuestros clientes. Nos encontramos con contrapartes más dispuestas a conversar en conjunto las soluciones y eso me sorprende. Cuando partimos, nuestros clientes de esa época no se esperaban tener que participar tanto.

Sin embargo, aún hay prospectos que nos piden olvidarnos de la investigación. Porque la remodelación de lo que tienen debe ser en plazos cortos y sin pensar en que el usuario es quien les permite cumplir con sus objetivos de negocio.

Debemos entender que nuestro cliente es antes nuestro usuario; y que la experiencia a la que lo estamos exponiendo debe permear en el amor y dedicación a alguien más. Instalar empatía y compromiso a veces no resulta tan fácil cuando tus decisiones de negocio se basan más bien en un número de interacciones que en la calidad de servicio.

Evolución, adaptación y selección natural

Cumplir 9 años con IDA es sin duda el mejor de los presentes que puedo tener a nivel laboral. Si esto lo sumo a los 19 años dedicado a la web; pensando, haciendo, aportando y sobre todo compartiendo, en miras al futuro digital, sin duda me siento privilegiado.

También agradezco tener el privilegio de volver a formar parte de un equipo que comparte una pasión por lo que hace. Aprender de quienes hoy somos parte de IDA es un proceso que rejuvenece y motiva a ser más astutos y creativos en las soluciones. Más allá de la experiencia que me han dado los años.

Tener la posibilidad de conversar, discutir y compartir experiencias nos permite sentir que vamos por buen camino. Que somos responsables de la experiencia de miles de usuarios. Que somos cómplices del logro de cientos de metas de nuestros clientes. Pero por sobre todo saber que lo que estamos haciendo nos llena de satisfacción, lo disfrutamos con pasión y lo hacemos con convicción.

Gracias a todos los que han estado en este camino.

The post ¿Cómo mejoramos las metodologías sin perder el fundamento del método? appeared first on Blog IDA Chile | Estrategia para el éxito de tu negocio.